Podemos pensar que la felicidad no está a nuestro alcance debido a situaciones desagradables que han ocurrido en nuestra vida. En última instancia, se trata de la forma en que pensamos sobre las situaciones y pensamos en nosotros mismos. Por ejemplo, uno puede sentir que está teniendo un día “malo”. Sin embargo, uno puede pasar por alto las experiencias positivas que tuvieron lugar porque él o ella está obsesionado con las ocurrencias negativas. Aprender a reenmarcar pensamientos inexactos es una habilidad increíble que todo el mundo puede aprender!

Para obtener una lectura más detallada sobre la felicidad, siga el siguiente enlace:

Lea artículo (En Inglés)
Por qué puede ser tan difícil mantenerse feliz
Frank McAndrew, Ph.D.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.